2016, el año en el que nos reencontramos con nuestro yo del pasado

2016: regreso al pasado.

Hemos revivido nuestra infancia desde nuestra perspectiva de adultos:

  • Y la verdad es que en la mayoría de los casos nos ha gustado. Y ahora tenemos mono
  • ¿Podemos volver a ser niños? Es más, ¿podemos volver al útero materno? Por favor

Hacerse mayor es una trampa en la que hemos caído todos los millennials este año. De golpe y porrazo, de repente, hemos crecido y nadie nos ha avisado de que íbamos en caída libre. Hace dos décadas teníamos bastante experiencia en eso de ir cuesta abajo y sin frenos, pero con la bici era otra historia: los rasguños que antes se curaban con un poco de betadine ahora son bastante más difíciles de reparar. Ya no somos unos niños y, nos guste o no, no podemos hacer nada contra el inescrutable paso del tiempo… ¿O tal vez sí? Este 2016 hemos jugado a ser dioses y hemos regresado a nuestra más tierna infancia -y más acneica adolescencia- a través de muchos revivals, reboots, spin-offs y términos en inglés varios que en realidad han venido a gritar una sola cosa: devolvednos nuestra inocencia.

El reencuentro de Operación Triunfo

OT: El reencuentro ha sido uno de los grandes revivals de este 2016. 15 años después de aquel movimiento generacional que se fraguó al calor de TVE, los 15 triunfitos de la primera edición se reunieron en tres documentales y un concierto en los que el paso de los años se dejó notar: la complicidad entre algunos no era la misma – la ‘no cobra’ de Bisbal a Chenoa dista mucho de los ojitos que le hacía dentro de la Academia-; el vestuario ya no era igual – el cuero y los cuellos de camisa de medio metro dieron paso a las plumas y las transparencias, lo que tampoco estuvo nada mal- y el ranking de popularidad de los concursantes había sufrido importantes modificaciones. ¿O acaso alguien habría vaticinado en 2001 que el concursante que más veces iba a ser TT en el futuro sería Juan Camus? ¡Si ni siquiera existía Twitter! Aun así, cumplió -y con creces- nuestras expectativas.

cd-firmado-juan-camus
CD firmado por Juan Camus y Geno. (Foto cedida por la niña afortunada, Bárbara González)

Pokémon

Nuestro síndrome de Peter Pan se ha visto reforzado en 2016 con la llegada de Pokémon Go. Esos barbilampiños adolescentes que jugaban a hacerse con todos durante los recreos de la segunda mitad de los 90 ahora eran tíos con pelos en los huevos la barba que jugaban a hacerse con todos durante la hora de la comida del trabajo. Se hicieron incluso quedadas en Sol y otras ciudades del país 15M style demostrando que la fiebre Pokémon ni se crea ni se destruye, tan solo se transforma.

pokemon-go

NSYNC

Una solo foto bastó para que aquellos que aún decían eso de “pues yo aún me siento joven” dejaran de hacerlo. ¿Cómo hemos llegado hasta aquí? ¿Cuándo nos hemos hecho así de mayores? ¿Es grave, doctor? Eso es lo que sentimos al ver esta foto de los chicos de NSYNC celebrando el 40 cumpleaños de JC (el otro componente que cantaba y no era Justin Timberlake). ¿CUÁNDO HAN PASADO TANTOS AÑOS QUE NO NOS HEMOS ENTERADO? Esta foto is tearing up our hearts muy fuerte.

JC's 40th… And, if you don't know now you know…

A photo posted by Justin Timberlake (@justintimberlake) on

Las Tess

Otra banda de nuestra adolescencia, esta vez femenina y patria, que se reunió durante este 2016 fueron Las Tess, el trío musical tecnochoni formado en Al salir de clase por Laura, Úrsula y Elsa. Espera, ¿Elsa? ¿Pero Elsa no era rubia? Tía, que se ha operado. Uy, pero cuánto le ha cambiado la voz, ¿no?

No es lo que parece, podemos explicarlo: las que con toda seguridad podemos denominar precursoras de las Sweet California se reunieron en febrero para celebrar el décimo quinto aniversario de su primer disco (A nuestra edad), pero Elsa se marcó un Victoria Beckham de manual y fue sustituida por Rosa, conocida artísticamente como Alyre desde su participación en La Voz. Aquí un vídeo en el que demuestran su girl power:

Spice Girls

Y, ya que estamos, aprovechamos la percha del girl power para mencionar el reencuentro de las Spice Girls, ahora renombradas como GEM. Este verano Wannabe cumplió 20 años y, tras hordas de rumores de una posible reunión del grupo por enésima vez, Victoria y Mel C se plantaron. “Mira, superadlo de una vez”, debieron decirle al resto del grupo, quienes no claudicaron en su empeño por juntarse de nuevo. Así, reconvertidas en trío, Geri, Emma y Mel B anunciaron “una fiesta” de la que harían partícipe a sus fans muy pronto. Se acaba el año y seguimos esperando a que nos den what we really really want.

Los chocker

La moda tampoco ha escapado a esta compulsiva búsqueda de la nostalgia. Los mom jeans, las botas Dr. Martens y los labios en tonos tierra nos lo venían anticipando, pero lo que ha supuesto el verdadero comeback a nuestra infancia han sido los chockers. Antes nos los regalaban con la Superpop y ahora los compramos en Stradivarius, pero estas gargantillas ajustadas al cuello constituyen, sin duda, el verdadero eje de referencialidad del pasado de cualquier chica millennial.

chocker

Upa Dance

Después del reencuentro de Operación Triunfo el de UPA Dance nos dejó un poco fríos. Bien es cierto que no se hicieron documentales previos a ninguna actuación, porque no hubo concierto, sino que fue una aparición nostálgica de los cuatro miembros del grupo producto de Un paso adelante en el programa El Hormiguero.

upa-dance

Las Chicas Gilmore

Que sí, pesados, que por supuesto íbamos a incluir a las chicas Gilmore en esta lista. Los fans recalcitrantes de la serie se destaparon para mostrar en Twitter su emoción por la llegada de Las cuatro estaciones y se volvieron a tapar rápidamente, esta vez bajo una manta para pasarse un fin de semana entero de maratón seriéfilo. Lo que antaño nos habría ofrecido La 2 a cuentagotas ahora pudimos verlo de un tirón en Netflix. Gracias, futuro.

chicas-gilmore

Cazafantasmas

El reboot de la saga Cazafantasmas desembarcó en 2016 con una agria polémica: había quien decía que el filme “les jodía la infancia”. ¿Qué por qué? Por estar protagonizado por mujeres. Este gender-swap fastidió a unos y fascinó a otros, que se implicaron emocionalmente en una historia que ya les resultaba familiar por las referencias y guiños que contenía de anteriores películas. Por supuesto, el de Kristen Wiig y las suyas fue uno de los disfraces más recurrentes de Halloween. Habrá que esperar a febrero para ver lo que ocurre en España, porque de fantasmas aquí, por cierto, vamos sobrados.

Ghostbusters

Madres forzosas

Algo similar ocurrió con Padres forzosos. La familia Tanner volvió en 2016 en su versión femenina con el spin off Madres forzosas. Candance Cameron Bure, Jodie Sweetin y Andrea Barber protagonizaron 13 episodios que, sin embargo, no fueron del gusto de todos: si eres un nostálgico obstinado de los 90, te encantarán; si no… pues no.

Madres-Forzosas

Ana y los siete

Venga, vamos a darle a Anita el epígrafe de gloria que se merece. Hace escasas semanas Ana Obregón se reunió con sus compañeros de reparto en Ana y los siete en su discreto reality Algo pasa con Ana, que emite el canal DKiss. La bióloga se encargó de subir a las redes sociales las imágenes de este encuentro con unos talluditos Aaron Guerrero (a.k.a. Chechu), Nerea García, Ruth Rodríguez y Claudia Molina. 

  • Cecilia Marín

    Cecilia Marín

    Periodista. Dúctil y resolutiva. Una vez maté una cucaracha tirándole la guía telefónica encima. Todo en mí son grandes ideas. Nadie ha dicho si buenas o malas.

Aquí habrá comentarios