Creadores

Fianza de 500.000 y hasta 17.500 euros en multas: el precio por llamar ‘caranchoa’

La magistrada ha fijado una fianza de medio millón de euros al youtuber:

· El abogado del repartidor ha solicitado también el pago de dos multas por delitos de injurias y calumnias

La magistrada ha fijado una fianza de medio millón de euros al youtuber:

· El abogado del repartidor ha solicitado también el pago de dos multas por delitos de injurias y calumnias

En diciembre de 2016, la palabra ‘caranchoa’ se convirtió en viral. Mr. Granbomba, un youtuber que basaba su contenido en bromas y cámaras ocultas, decidió preguntar a un repartidor por el nombre de una calle, añadiendo el polémico adjetivo, lo que acabó en el enfado del empleado, un tortazo en la cara, miles de comentarios en medios y redes sociales, el cierre-venta del canal de YouTube y un juicio.

Tras el ‘boom’ mediático de la grabación, el trabajador se querelló contra el youtuber por insultarle, utilizar su imagen sin consentimiento previo y menoscabar su honor. El año pasado, el repartidor fue condenado a pagar una multa de 30 euros por el tortazo a Mr. Granbomba. Ahora, la magistrada del Juzgado de Instrucción nº 9 de Alicante, María Luisa Carrascosa, ha decidido llevar al banquillo al youtuber, reclamándole una fianza por importe de 500.000 euros para hacer frente a la responsabilidad civil derivada de una posible condena.

Esta misma cifra es la que pide como indemnización el abogado del repartidor por los daños morales y perjuicios ocasionados a su cliente. El letrado, además, ha reclamado al acusado dos penas de multa de 21 y 24 meses a razón de 12 euros al día (que en su mayor rango podría sumar más de 17.500 euros en total) por dos delitos: uno por injurias y otro por calumnias con publicidad. El mismo querellante también ha solicitado la condena como responsable civil solidario de Google Spain SL, como propietaria de YouTube.

¿Por qué medio millón de euros?

La petición de 500.000 euros se ha calculado en base a diversas informaciones que apuntan a que la compra del canal por parte de la empresa Hawkers se hizo por cantidades cercanas al millón de euros. En mayo del año pasado, el repartidor solicitó “el equivalente al 50 % de los beneficios obtenidos a partir de la difusión del vídeo”. Cabe recordar que, tras la polémica, Mr. Granbomba decidió desaparecer de las redes sociales y abandonar su canal de YouTube, con alrededor de medio millón de suscriptores. Poco después, el canal pasó a ser propiedad de la marca de gafas de sol Hawkers, que apenas ha utilizado desde entonces y que pierde suscriptores cada día, según la herramienta SocialBlade.

ACTUALIZACIÓN: Como parte de una entrevista en el programa ‘Espejo Público’, Sergio, nombre real de Mr. Granbomba, ha presentado la factura de venta del canal de YouTube, que ascendería, sin retenciones, a 15.000 euros y no al millón de euros con el que se especulaba.

  • Eslang

    Por Eslang

    Se escribe con e. Se nos da mejor contar historias que ponernos nombre.

¿Qué te ha parecido?

Te doy mis diez

Me indigna

Me entristece

Fli-po

Me partooo