">

Creadores

Amor de madre, editorial feminista y LGTB+: ‘Cuando te encuentras representado en la literatura cambian cosas’

Inmaculada y Victoria, madre e hija, son Amor de madre:

· Una editorial joven, feminista y LGTB+ decidida a "que la diversidad y la multiplicidad sean 'lo normal'"

· Su primer libro editado, Cuadernos de Medusa, es toda una carta de presentación

En septiembre del año pasado mi madre me preguntó cómo me imaginaba yo dentro del ámbito editorial, y yo le dije: para mí sería fetén convertirnos algún día en una editorial de referencia para jóvenes centrada en literatura LGTB y respaldada por teoría feminista”. Y así nació Amor de madre, nos cuenta una de sus mitades, la hija: Victoria. Ella, recién graduada en Teoría y Crítica Literaria, y la mujer que le dio la vida, Inmaculada, lanzaron su proyecto hace solo unos meses, tras varios años de experiencia publicando de manera independiente con otro sello, PezSapo. En febrero dio su primer fruto, Cuadernos de Medusa, un libro de relatos “de autoras muy comprometidas con los movimientos LGTB+ y feminista, que se mueven mucho en Twitter, que tienen bastante repercusión y mucha capacidad para difundir este mensaje que nos parece tan importante”. Firman cuentos Cassandra Vera, Elizabeth Duval, Andrés López o Eva Cid.

“En el ámbito editorial de las independientes, uno se hace hueco situándose de una forma mucho más personal, con un mensaje más holístico, entre comillas”, explica Victoria. Para marcar tono y carisma, Amor de madre no se queda de puertas para adentro; vemos a sus fundadoras prodigarse por Twitter, por Instagram (donde cuentan con varias secciones fijas de divulgación, una de ellas en la que explican términos básicos de feminismo) o a través de un grupo de Facebook en el que cultivan una comunidad.

Cuadernos de Medusa es vuestro primer libro bajo este sello y quizá una declaración de intenciones…

Con Cuadernos de Medusa se ha establecido una relación dialéctica: toda esta gente que participa en el libro es la que me ha hecho querer crear este nuevo sello y, a la vez, con este nuevo sello hemos querido darle voz en el ámbito de la literatura a esa gente que creemos que está cambiando las cosas. Este libro es una pequeña carta de presentación que dice: esto es lo que queremos.

Contabas que el proceso de publicar Cuadernos de Medusa te había resultado curativo, ¿en qué sentido?

En mi caso, como creo que en el de casi todas las personas, he sufrido golpes por parte del sistema heteropatriarcal. Me pasó algo hace siete años, y durante todo ese tiempo he estado pensado: ‘Uff, lo hice mal, fue mi culpa’. Gracias al feminismo y a estos movimientos me he dado cuenta de que no era mi culpa, era culpa de un sistema, de una normalización de dinámicas. Si yo hubiera leído otros libros o visto otras series que en lugar de haber normalizado dinámicas jodidas hubieran normalizado otras empoderantes, que te ayuden a tener un discurso que te permita protegerte o que se te activen las alarmas… Eso que me hubiera venido bien leer, ¿por qué no publicarlo y hacer que la gente se salve de esas situaciones? Para las personas que accedan a esos relatos, verse reflejada también será curativo. Nada hay más traumático que sentirse inexistente en el mundo. Cuando te encuentras representado en la literatura cambian cosas.

Vais a apostar por historias que hagan de lo no normativo lo cotidiano porque la representación es importante. 

Nuestro objetivo es que si el centro es lo hetero, lo blanco, lo cis, lo normativo y la periferia todo lo que no forma parte de eso, el centro se lleve a la periferia y viceversa. Que el centro sea lo que la sociedad sitúa en la periferia. Que la diversidad y la multiplicidad sean ‘lo normal’ en esa masa de literatura que queremos crear.

Os definís como editorial feminista, LGTB+ y joven. De hecho, en vuestro primer libro publicado, participan escritoras jovencísimas, ¡nacidas después de 2000! ¿Es vuestra intención seguir apostando por talento joven? 

‘Joven’ ha llegado un punto en el que significa tantas cosas que no significa nada. Lo vemos más como una actitud que como una edad. La gente que nos lee está como entre los 20 y los 35, pero nosotras no vamos tanto a la edad como a la actitud. Hemos publicado a Nacho Bravo, un tío que tiene 40 años pero una actitud de veinteañero. Se han quedado sin sentido esos estereotipos de edad y forma de ser. Son gente que responde a una actitud de mente abierta, de cambiar las cosas, de crear personajes ricos y universales, diferentes a los que muchas veces había en la literatura juvenil. Es como Hora de Aventuras, que no sabes a quién va dirigido porque tengas 12 o 24 puedes pasártelo muy bien.

Ahora que hasta las editoriales más mainstream están apostando por el feminismo, ¿pensáis que va a haber hueco para proyectos más pequeñitos como el vuestro?

Cuando creamos Amor de madre fue más como una necesidad que teníamos que cubrir que como una estrategia. La especificidad nos cierra algunas puertas, pero era una necesidad vital. Nos pasó eso de que cuando tienes un hijo de repente ves a todo el mundo con carritos, nos damos cuenta de una ola de apostar por la literatura femenina y feminista, y eso no nos puede parecer más que maravilloso. ¡Menos mal que la moda es esa y no otra! Negativo nos puede parecer que bajo el nombre de feminismo se venda literatura que no lo es.

¿Qué otros proyectos editoriales os inspiran?

Nos gusta mucho Hoja de Lata, que tienen una rama fuerte de feminismo, ellos publicaron el Manifiesto Femen. También nos encantan nuestros amigos de Aristas Martínez, que hacen libros muy muy locos, son súper creativos con las ediciones y sus autores son la crema. Dirty Works editan literatura ambientada en el sur y el centro de Estados Unidos.

¿Cuáles son los últimos libros que le han impresionado a la mitad de Amor de Madre?

Ahora me estoy leyendo Ella, tan amada (Melania G. Mazzucco) en Anagrama, y consulto a menudo Feminismo para principiantes de Nuria Varela [de cuya reedición te hablamos por aquí]. También me gustó Tea Rooms (Luisa Carnés, Hoja de lata).

  • Laura Caso

    Por Laura Caso

    Me gusta preguntar, me interesa casi todo y llevo fatal esperar. Si algún día me parezco a Bette Davis será que lo he hecho bien.

¿Qué te ha parecido?

Te doy mis diez

Me indigna

Me entristece

Fli-po

Me partooo

La segunda 'vendetta' de Lola

En abril, becas mil

Lo más WTF de Los Simpson

Una relectura feminista de Alcàsser

"Excepto beber, qué difícil se me hace todo"

Arranca el Festimad 2018

Disney elimina a su icono bisexual

Hace 7 años vimos el 1x01 de GOT

Mahi, te vamos a echar de menos

Cread
ores

Raquel Riba Rossy, aka Lola Vendetta: "Hemos castigado a la mujer que se reivindica"

Leer noticia
Siguiente noticia

Vida

Hay becas relacionadas con el arte, el periodismo, magisterio...

Leer noticia
Siguiente noticia

Cultura
Popular

Las versiones que triunfan en foros y grupos de Facebook

Leer noticia
Siguiente noticia

Identi
dades

Nerea Barjola: "El crimen de Alcàsser fue una agresión directa a todas las mujeres de la época"

Leer noticia
Siguiente noticia

Cultura
Popular

Tarjetas chulas con frases muy top de las pelis de Almodóvar

Leer noticia
Siguiente noticia

Festiv
ales

Guía para no perderte en el Festimad 2018

Leer noticia
Siguiente noticia

Cultura
Popular

El capitán Li Shang no estará en el remake de Mulán (y la gente está enfadada)

Leer noticia
Siguiente noticia

Cultura
Popular

Han cambiado mucho las cosas desde su estreno

Leer noticia
Siguiente noticia

Cultura
Popular

¿Habría hecho Mahi el traje de novia de la final con vinilo negro?

Leer noticia
Siguiente noticia